Un gesto sincero ….
A lo largo de la vida de una Hermandad, hay días de su historia que están escritos con letras de oro y ayer fue uno de esos días.
Cuando D. Santiago aceptó nuestra propuesta para que viniera a presidir nuestra función principal de los cultos a Ntra. Madre y Señora de la Trinidad, nunca podíamos haber imaginado el gesto tan sincero y lleno de amor que ayer tuvo con nuestra querida Hermandad.
El día comenzaba con un almuerzo privado con D. Santiago, en agradecimiento por su participación en nuestros cultos. Allí, le hacíamos entrega de un regalo muy humilde pero especial para nosotros: la Hermandad le hacía entrega de una Cruz Pectoral de Palo Santo con remates en plata, humilde y austera como fiel reflejo de nuestro querido Obispo y amigo.
Nunca podíamos imaginar que, durante la función principal, nos sorprendería con un hecho tan sincero como cariñoso. D. Santiago nos hacía entrega de la Cruz Pectoral que en su día la Parroquia de la Trinidad le entregara cuando fuera nombrado Obispo; una pieza cargada de simbolismo para la Hermandad y para la que es nuestra casa.
Un ofrenda singular en el mundo cofrade, ya que no hay precedentes de la entrega de la Cruz Pectoral de un Obispo de Sevilla a una Virgen Cordobesa.
Tras imponérsela a María Stma. de la Trinidad, vivimos unos de los momentos históricos más emotivos y que recordaremos para siempre. D. Santiago, aún más si cabe, estará vinculado a nuestra Hermandad para toda su Historia.
No podemos olvidar que a lo largo de nuestra vida cofrade, D. Santiago ha jugado un papel tan crucial como importante: afianzó las bases que en su día nos fijara D. Antonio Gómez Aguliar y que, a día de hoy, continúa D. José Juan Jiménez Güeto.
Durante su etapa de Consiliario de nuestra Hermandad, siempre estuvo de guía en todas nuestras decisiones, aportando su cariño y humanidad, mostrándonos el juicio de valor de un buen Cristiano y persona.
No queremos olvidar, que todo esto es resultado del buen hacer y trabajo de todos los Hermanos de esta Cofradía, desde el Hermano más joven, hasta el Hermano más antiguo…. TODOS, a lo largo de nuestra pequeña historia, hemos contribuido a hacer grande esta Hermandad.
Durante estos últimos cuatro años, esta junta de gobierno presidida por D. Rafael Ortíz Gomez, ha trabajado sin descanso y buscado el equilibrio entre todos nuestros recursos para que podamos ver hechos realidad todos aquellos sueños que siempre habíamos anhelado… y se están haciendo realidad.
Agradecemos de nuevo al Obispo D. Santiago Gómez Sierra este hermoso regalo que permanecerá en los corazones de todos los Hermanos de la Santa Faz. Una parte de él estará siempre con todos nosotros y, sobre todo, junto a María Stma. de la Trinidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies